VolverImprimir

El Gobierno de Cantabria recibe 2.200 solicitudes del 'cheque resistencia' y plantea una línea de avales a empresas

Apoyo a autónomos y pymes
Apoyo a autónomos y pymes
CAPLEA
Santander,03.04.2020 -

El Gobierno de Cantabria ha recibido más de 2.200 solicitudes de autónomos y micropymes en un solo día para recibir el 'cheque resistencia' puesto en marcha por el Gobierno de Cantabria, que ahora se plantea habilitar una línea de avales para ayudar a las empresas y trabajadores por cuenta propia a paliar los efectos económicos del coronavirus.

Así lo ha anunciado este jueves, en rueda de prensa, el vicepresidente regional, Pablo Zuloaga, quien ha explicado que "la idea" de la puesta en marcha de la línea de avales ha sido expuesta este jueves por la consejera de Economía y Hacienda, María Sánchez, en la reunión de hoy del Consejo de Gobierno y se presentará este viernes a sindicatos y patronal en la reunión de diálogo social que hay prevista.

Por ello hasta que no se plantee y debata con los agentes sociales no ha adelantado demasiados datos, aunque sí ha avanzado que se pondría en marcha, a través del Instituto Cántabro de Finanzas (ICAF) y, a través de esta línea de avales, se complementarían con hasta 110 millones de euros adicionales la línea de avales ICO-Covid puesta en marcha por el Gobierno central. Se pretenden movilizar hasta 1.100 millones de euros de las entidades financieras.

En cuanto a los 'cheques resistencia' puestos en marcha por el Gobierno de Cantabria para ayudar a los autónomos y micropymes que hayan tenido que cerrar por el estado de alarma por el coronavirus a pagar gastos generales como alquiler, agua, luz u otros, Zuloaga ha recordado que el plazo de solicitud se abrió el miércoles y en el primer día se han registrado 2.200 solicitudes.

El Gobierno de Cantabria destinará, inicialmente, 10 millones para estas ayudas que serán inmediatas y retroactivas a partir del cierre de la actividad. La cuantía que reciban los beneficiarios variará en función de sus empleados.

Los beneficiarios se deberán comprometer a reanudar su actividad en un plazo no superior a 10 días contados desde el cese de la suspensión y a mantener el empleo que tenían en la fecha de la suspensión durante un periodo de 6 meses contados a partir de dicho cese.

Por otra parte, Zuloaga ha dado a conocer que la decisión del Gobierno de Cantabria de aplazar el cobro de algunos tributos para dar liquidez a las familias y empresas y paliar las consecuencias económicas del coronavirus supondrá una merma de ingresos para la comunidad autónoma en el primer trimestre del año de 29 millones.