¿Qué son los servicios de marca blanca que pueden impulsar tu negocio?

EJECANT
Santander, 12.08.2022

De forma habitual, las marcas blancas se asocian con el sector de la alimentación, y son conocidas como los productos que cada negocio vende bajo su propio logotipo. Sin embargo, esta técnica también tiene mucho que ver con otros sectores, y se posiciona como una fórmula más que interesante para ahorrar tiempo y dinero en tu empresa.

En realidad, los servicios de marca blanca no son muy distintos a las marcas de leche o yogures que puedes encontrar en el supermercado. Una empresa desarrolla una aplicación o software, que vende a varias compañías para que estas lo lancen al mercado final bajo su propia imagen corporativa.

Esta técnica se ha convertido en un negocio muy rentable para empresas de diseño y desarrollo web, posicionamiento SEO, gestión de redes sociales, creación de contenido Y también para sus clientes, que encuentran un mercado con más oferta y variedad de precios y servicios para sus compañías.

Ahorrar tiempo y dinero. Ree ingresos y competir con las grandes. Otra de las ventajas de los servicios de marca blanca es la posibilidad de abrir nuevas líneas de negocio en muy poco tiempo. Aquí, la demanda te indicará qué tipo de servicios son los más reclamados por tus clientes, pudiendo elegir las opciones que más te interesen de forma rápida y efectiva. Además, las marcas blancas te permitirán competir de tú a tú con las grandes compañías, al contar con un software actualizado de forma periódica por sus desarrolladores.

Mejorar la retención de tus clientes. Precisamente la actualización constante de los softwares es otra de las ventajas de recurrir a los servicios de marca blanca. La adaptación a las necesidades del mercado te permitirá retener a los clientes de tu negocio con más éxito sin tener que preocuparte por el desarrollo del producto y la inversión que ello conlleva.

Liberar recursos para solucionar problemas. El último gran beneficio de los servicios de marca blanca de esta lista tiene que ver con la resolución de problemas. En el caso de que el software tenga algún error, tu empresa no será la responsable de solucionarlo, sino el proveedor. De esta forma, podrás liberar muchos recursos enfocados a dar el mejor servicio a tus clientes, lo que te permitirá concentrarte en otras cuestiones del negocio, como las ventas o el lanzamiento de nuevas verticales.

Con respecto a los tipos de contratos de los servicios de marca blanca, existen numerosas fórmulas que te permitirán exprimir todo el jugo de este negocio. Dependiendo de tus capacidades y el sector al que te dediques, podrías optar por ser un intermediario entre los desarrolladores y tu cliente, implementar una fórmula de trabajo conjunto, dar servicio al cliente sin que este tenga relación con el proveedor y hará que te ahorres una gran cantidad de tiempo y dinero frente a desarrollar tu propio software. De esta manera, tu plantilla podrá dedicarse por completo a las áreas del negocio que más domine, como las ventas, y olvidarse del desarrollo del producto.

Además, en cuanto a la relación entre tu negocio y la empresa proveedora, también existen varias posibilidades. Puedes optar por un modelo de precio fijo, pagar por las horas dedicadas al servicio cada mes o contratar a un interino que se dedique por completo al mantenimiento y la actualización del software dentro de tu propia empresa.

Fuente: Revista Emprendedores

Pincha aquí para tener acceso completo a la información