Claves para sobrevivir si tienes un negocio estacional

EJECANT
Santander, 19.08.2022 -


Si tienes un negocio relacionado con el esquí, la temporada de invierno será tu punto máximo de trabajo. Si tienes un chiringuito de playa, será en verano. Son los dos ejemplos más extremos que muestran uno de los grandes retos a los que se enfrentan los emprendedores que trabajan negocios estacionales: sobrevivir cuando no tienen tantos clientes.

Para conseguirlo, el truco más evidente de los emprendedores que tienen un negocio estacional es conseguir facturar en temporada alta la cantidad de dinero suficiente como para sobrevivir el resto del año. Sin embargo, no todos los ejemplos son tan claros, y existen negocios que cuentan con picos y valle de trabajo temporales que pueden mitigarse aplicando estas claves.

La primera clave para generar dinero en tu negocio durante la temporada baja es conseguir que tus clientes encuentren algún tipo de ventaja en comprar durante esas fechas. Por ejemplo, no es extraño encontrar grandes descuentos en los aparatos de aire acondicionado durante los meses de invierno.

Sin embargo, debes tener en cuenta que todo lo que vendas en tu negocio fuera de temporada lo perderás durante la época de más demanda. Por tanto, debes calcular bien los márgenes, y fijar un límite que te permita sobrevivir sin sacrificar tu época de más trabajo.

Los meses inmediatamente posteriores a la temporada alta suelen ser los más duros para los emprendedores estacionales. Por eso, es el momento perfecto para tomar unas semanas de vacaciones, desconectar y afrontar con energías renovadas el regreso de la demanda. Mientras llega, puedes dedicar esos meses a realizar algunas tareas que has ido dejando de lado en tu negocio durante los meses de más trabajo, y pensar nuevas fórmulas para seguir enganchando a tus clientes cuando vuelvan a comprar.

En ocasiones, un negocio estacional puede cambiar su temporada alta en función de las nuevas tendencias del sector o la ubicación del mismo. Estar atento a todas las novedades y a los hábitos de tus clientes de manera constante podría darte mucha información, y te permitiría anticiparte a tu competencia para tomar ventaja en determinados momentos.

La última clave para sobrevivir con un negocio estacional, y una de las más interesantes, es la oferta de actividades complementarias. En esto, la creatividad es fundamental. Cada sector cuenta con diferentes posibilidades que te permitirán mantener tu nivel de ingresos estable durante el año.

Recurriendo a los ejemplos del principio, si tienes un negocio relacionado con el sector del esquí, podrías dedicar los meses de verano a organizar excursiones por la montaña. O, si tienes un hotel, podrías especializarte en organizar eventos para empresas durante la temporada baja del turismo. En definitiva, cada sector tiene unas actividades complementarias que podrían funcionar muy bien para evitar la estacionalidad del negocio.

Fuente: Revista emprendedores

Pincha aquí para tener acceso completo a esta información